Cuento Laboral de Navidad

Esto me sucedió ahora que comenzaron las fiestas decembrinas.

En un hotel de Cozumel me pidieron que cambiara la música que se escucha en el teléfono cuando te dejan en espera. Debía reemplazar la música que se escucha el resto del año por música navideña.

Bueno, yo les pedí que ellos, los del hotel, me dieran las melodías y yo las instalaría en su equipo de telefonía.

Me facilitaron un CD (pirata, claro) con mas de 20 melodías navideñas en MP3; de entre las cuales seleccioné unos villancicos en español, la subí al equipo, y la música navideña quedo lista.

Así que enorme va siendo mi sorpresa al día siguiente cuando, a primera hora, ya me están llamando nuevamente del hotel para que les cambie la música.

La operadora de la mañana me dice:

– “Es que la música que puso ayer está horrible”

– “¡Pero si ustedes mismos me la dieron!”

– Si. Pero a nuestro Gerente General no le gustó, dice que está horrible”

Aahh!! Bueno!! Así ya es diferente…

– “Entonces que el gerente seleccione la música, que me pase los archivos y yo la pongo” Le indiqué a la chica.

Así que regresé a Cozumel a instalar la nueva música navideña. (Que no estuviera horrible)

“¡Claro!” Me dije “Yo, inculto e insensible, poniéndoles villancicos en español y probablemente ellos quieran música mas elegante”.

Yo esperaba que me dieran el “Adeste Fideles” cantado por Pavarotti o por Andrea Bocelli, o la Filarmónica de Berlín interpretando “El Mesías de Handel”, o villancicos europeos con el Coro de los Niños Cantores de Viena.

Pero… Me van entregando una copia de la canción del “Güigüichu”. ¡Si! Esa misma que canta un coro gringo todo caguengue en los comerciales de una famosa bebida de cola fabricada por Pepsico!

Y además me pidieron:

“Pero quítele los cascabeles del principio porque están feos”, (así, textual).

Así que edité el archivo y le quité los cascabeles “feos”. Instalé el archivo y ahora, cada vez que llamas a ese hotel en Cozumel y tu llamada es puesta en espera, escucharas la “Magnifica” canción navideña del Güigüichu.

¡Increíble! Como es de fácil pasar de una canción “horrible” a una canción “ridícula”.

¡¡Que el Espíritu de la Navidad ilumine nuestras vidas!!

¡¡Felices Fiestas!!

Una respuesta a “Cuento Laboral de Navidad

  1. Ja, ja, ja, (o ¿Ho, ho, ho?) Esta muy bueno tu relato brother, el finisimo gusto de los gerentes de hotel… tambien me encantó eso que escribiste sobre el cd que te dieron “claro, pirata” (cual debe ser proviniendo de alguien “tan refinado y con tan buen gusto”….) solo otra ondita mas, tu foto de santaclos “ecologico” ¿no tenias otra donde TU estuvieras menos verde?????
    La Lucy
    Ah y